Motivos para casarse en invierno

Casarte en invierno puede ser una muy buena idea. Si bien es cierto que esta opción no es la más habitual son muchas los aspectos que pueden hacer que una boda en invierno sea perfecta y si no lo crees sólo tienes que prestar atención a estas razones.

Te olvidarás del calor

Si te casas en verano es muy fácil que acabes pasando calor el día de tu boda, con las incomodidades que ello conlleva. Esto no pasará si te casas en invierno bastará con llevar un vestido de manga larga y superponer una estola para los momentos en los que estéis en el exterior y listo.

Tendrás una boda diferente

Si te casas en invierno tendrás una boda diferente. Así que si te gusta la naturaleza y siempre has soñado celebrar tu boda en un ambiente rural, nada como escoger un emplazamiento ubicado en alguna zona de montaña. Tendrás todas las comodidades y el resultado será una espectacular boda de invierno en un ambiente único.

Juega con la decoración

Por supuesto, una boda de invierno ha de dejar a un lado los tonos más vivos propios de la primavera y el verano para dar paso a tonos neutros como los que se pueden encontrar en la gama de los marrones. Decorar con detalles de madera, piñas, etc puede ser una buena opción para tu boda de invierno. Conseguirás una boda con una decoración original y económica.

Casarse en Navidad es factible

¿Siempre has soñado con casarte en Navidad? Si celebras tu boda en invierno puedes hacerlo. Cada vez son más las parejas que celebran una fiesta así en días tan señalados como el de nochevieja. Recibirás el año rodeado de tus seres queridos y será una noche que jamás olvidarás con total seguridad.

Será más fácil ahorrar

Lo más habitual es que en primavera y verano sea algo más caro casarse. Si celebras tu boda en invierno conseguirás ahorrar algo y podrás emplear ese dinero para cualquier otra cosa: desde tu luna de miel a un caprichito.

Los regalos serán muy originales

Si por algo se caracterizan las bodas que se realizan en invierno es por tener regalos muy originales. Por ejemplo, puedes regalar en un bote personalizado todos los ingredientes necesarios para preparar un buen chocolate caliente. Este tipo de regalo es unisex y podría ser una gran opción pero no la única que tendrías a tu alcance.

Otra opción es optar por un regalo calentito y útil. Unos guantes, una pañuelo… Estos regalos tan cuidados marcarán la diferencia. Además si os gusta cuidar cada detalle al máximo recordad que podréis colocarlas en cestas a la entrada del recinto en el que vayáis a celebrar la boda para que cada invitado puede ir eligiendo la suya.

Estas serán algunas de las opciones que tendréis a vuestro alcance pero no la única, tal y como podéis ver a través de nuestra tienda online en la que os ofrecemos múltiples ideas para regalar en vuestra boda de invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.