Así es el look de la madrina de boda perfecta

Uno de los momentos más especiales para una madre es el de dejar en el altar a su hijo el día de su boda. Un acto que queda en el recuerdo de toda la familia y que da un papel protagonista a la madrina. De ahí que sea tan importante la elección del vestido y de los accesorios para la madre del novio.

Lo primero que debemos saber es si la boda será de día o de noche. En el caso de que sea de día la madrina deberá ir con un traje corto. En el caso de ser por la noche optará por uno largo. Sea como fuere, también se admite que esta figura porte uno largo, independientemente de la hora de la boda.

En el caso de que te decantes por uno corto puedes complementarlo con una pamela. Y es que esta solo puede portarse con trajes cortos que, eso sí, siempre deben finalizar por encima de la rodilla. Así pues, si optamos por uno largo no portaremos pamela. Esta, en cualquier caso, no deberá sobrepasar la anchura de la espalda ni la quitaremos durante toda la jornada, tal y como indica el protocolo, lo que nos obliga a elegir una muy cómoda.

Tocados para madrinas

La alternativa a las pamelas, sobre todo si la boda es nocturna, son los tocados. Estos tampoco pueden ser excesivamente grandes ni quitarse durante la ceremonia o el banquete. La clave de este complemento es la combinación con el resto del outfit en color y estilo. Es, pues, imprescindible, probarlo con todo el look para
asegurarse que todo encaja.

Independientemente de si llevamos o no tocado un asunto clave para la madrina es el peinado. Si bien no todos sientan igual a todas las madrinas, lo cierto es que los moños bajos, la coleta baja trenzada o la trenza ortodoxa son algunos que no fallan. Si eliges tocado no optes por el pelo suelto y si te decantas por un recogido que no roce con el tocado.

En cuanto al resto de complementos de la madrina destacan la mantilla, blanca o negra, de tul o tejidos similares. Esta siempre se llevará junto a vestidos largos y con manga larga o francesa estando prohibida con las mangas cortas. En cuanto a la longitud de esta, debería llegar un poco más allá de la cadera por detrás. Esta debe ir acompañada de una peineta y un broche para mantenerla firme. Como consejo, optar por un recogido bajo o medio recogido.

El otro complemento que da un toque de distinción a las madrinas son los guantes. Estos quedan especialmente bien con vestidos largos o de manga francesa. En cuanto a los zapatos, lo más importante es que sean de calidad, que garanticen la comodidad y que estén probados unos días antes para ablandarlos. Por último, en el capítulo de las joyas, estas no deben sobresalir en exceso emergiendo como detalles de distinción o no como protagonistas. Esperemos que con estos consejos te conviertas en una madrina 10.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.