Bodas 2020: los colores que van a ser tendencia

Uno de los asuntos que todos los novios deben decidir durante el período de organización de su enlace es qué colores quieren que predominen en aquellos espacios en los que va a tener lugar la ceremonia, la sesión de fotos, el convite o la fiesta de celebración con la que acabar el día más importante de sus vidas.

Algo que no resulta nada sencillo ya que en esta elección entran en juego detalles como los gustos particulares de la pareja, las tendencias de cada momento, la estación en la que tiene lugar la boda y las opciones de las que disponen en los salones o espacios en los que vamos a celebrar el ‘sí quiero’.

Colores que acabarán formando parte del paisaje en lugares tan importantes como las mesas de invitados, las flores con las que decoremos los distintos espacios de celebración, los centros de las mesas y todos los detalles que formen parte de la puesta en escena. Es por eso por lo que, si no tienes ni idea de cuál es la mejor elección, te invitamos a conocer qué piensan los principales wedding planners sobre los colores que van a ser tendencia en las bodas que se celebren a lo largo del venidero 2020.

Los colores que van a tener las bodas programadas para 2020

Si hay un color que llega -o vuelve- para quedarse a lo largo de las próximas bodas ese es el dorado. El color del lujo que veremos tanto en las iluminación, con la vajilla en tonos metal y en algunos elementos de decoración como espejos, jarrones y pequeños detalles.

Considerado como un color especialmente cálido y que casa como ninguno con las estampas nocturnas completadas con velas, será un clásico en aquellas celebraciones vespertinas. Un color, el dorado, que además casa muy bien con los artículos vintage o retro para aquellos novios que tengan previsto dar un toque de este tipo a su enlace.

Un familiar cercano del dorado, el amarillo, también promete acompañar a los novios y a sus invitados en los enlaces que se celebren en este año que entra. De entre todos los tonos de amarillo que existen, el que se pretende erigirse en protagonista de las bodas en 2020 es el más vivo, llamativo y repleto de luz.

La forma en la que este estará presente en muchas bodas será de lo más variopinta. Desde en los centros de mesas florales, con girasoles, limones y otros elementos decorativos de este color, hasta en las bodas que tengan lugar en el campo optando por flores con colores vivos en los que el amarillo juegue un papel protagonista.

Otro color que vuelve poderoso es el rosa. El color del romanticismo y al que muchos catalogan de cursi, pero que es de lo más socorrido a la hora de decorar con flores y de adornar los espacios nupciales con tonos rosa palo y coral.

No son pocos los especialistas en boda que creen que este va a ser el color por el que opten gran parte de las damas de honor.

Aunque si hay un color que significa boda por excelencia, sobre todo desde el prisma femenino, ese es el blanco. Un básico que da muchísimo juego y que es sinónimo de pureza, delicadeza, pulcritud y que es capaz de aportar luminosidad como ningún otro a cualquier lugar en el que se apueste por él.

Muchos decoradores de boda recomiendan recurrir a flores blancas para marcar el camino, para decorar los jardines y para combinar con otras flores en los centros de mesa, además de para ser el protagonista tanto en el lugar en el que tiene lugar la ceremonia como en los espacios abiertos en los que se celebrará el enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.