Todo sobre los préstamos para bodas

Organizar una boda no es ni sencillo ni económico. Según distintos estudios al respecto en España invertimos entre 20.000 y 30.000 euros en preparar el que debe ser el día más importante de nuestras vidas. Una cantidad que, en algunos casos, se dispara de la mano de los inesperados extra que se nos van ofreciendo en busca de una celebración redonda.

Sea cual sea la cantidad que gastemos, lo cierto es que no todas las parejas cuentan con la liquidez ni con la ayuda necesarias como para poder organizar el evento tal y como estos han soñado y desean que fuese. Lo que está provocando que cada vez más españoles se estén decantando por pedir un préstamo que les garantice que nada falla en el día de su ‘sí quiero’.

Una opción que cada vez ofrecen más entidades y con la que cubrir todos los gastos de la boda, más allá de dónde la celebremos ,de si esta dura medio día o una jornada completa, de si cuenta con música en directo o con DJ, de si tiene lugar en un único punto o en varios y de todos los factores que hacen que una ceremonia tenga un precio o tenga otro.

Porque más allá de la ceremonia, el banquete y la celebración de la boda, hay que tener en cuenta otros gastos ineludibles como lo son el vestido de los novios, cuyo coste suele rondar los 1.000 euros; la luna de miel, que suele tener un coste medio de 4.500 euros; la contratación de un equipo fotográfico y de vídeo, con un coste de unos 2.000 euros y de otros costes como los vinculados a las invitaciones, las alianzas, la decoración del local, los detalles para invitados o el traslado de estos a los puntos que decidamos.

Pedir un préstamo para la boda

Una vez tenemos claro que los gastos fijos en los que vamos a incurrir superan la cantidad de la que podemos disponer y vayamos a pedir un préstamo, nada mejor que acudir a un comparador de préstamos donde, tras introducir la cantidad que vamos a necesitar, conoceremos cuál es la opción que más se ajusta a nuestras necesidades.

Una vez los novios soliciten la cantidad que requieren, ya solo quedará devolverla en los plazos establecidos, cargando con los intereses y las comisiones indicadas, en el caso de que las hubiera, hasta devolver la totalidad de la cantidad recibida.

Y es que, gracias a internet, cada vez es más fácil preparar una boda de la mano de los portales especializados en preparación de bodas, a los foros en los que compartir dudas y experiencias con otros novios, a las webs especializadas en detalles de boda y, ahora también, a los comparadores de todo tipo de servicios, entre los que se incluyen, cómo no, los préstamos para las bodas.

Todo lo que haga falta para conseguir que en el día más importante de nuestra vida todo está tal y como deseamos, ya que si hay un día en el que no vale escatimar, ese es el día de nuestro ‘sí quiero’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.