Boda para la familia y fiesta para los amigos

144

Quizás estáis planificando una boda y te encuentras con una larga lista de invitados. Os gustaría celebrar vuestro enlace con todos ellos pero quizás el presupuesto no os llegue. O puede que prefiráis algo íntimo para los más allegados y algo más informal para el resto. Si os encontráis en alguno de estos casos la solución, para no volveros locos y para que todo el mundo disfrute, es celebrar dos acontecimientos diferentes. A lo mejor, en una primera impresión te pueda parecer una idea descabellada, pero vamos a analizar las ventajas, verás como os convencéis.

La primera fiesta sería la más seria, la más formal. Estaría pensada para todos aquellos que son más conservadores y que les gustan las bodas al estilo tradicional. Es también la opción más acertada para las personas de mayor edad. Tenéis que orientarla de forma que se celebre un enlace o ceremonia clásicos y después un banquete tradicional; ambos acontecimientos sin sorpresas y sin ninguna idea que se salga del guión. A la hora de buscar el lugar perfecto, mirad siempre dentro de la ciudad, así evitareis desplazamientos de largo recorrido y procurad reservar mejor comida que cena.

Cuando estéis planeando la segunda fiesta, tenéis que plantearlo de forma completamente diferente a la primera. Seguramente a este evento acudirá gente joven con muchas ganas de divertirse y sin ver la hora de irse a casa. Es la fiesta más apropiada para los amigos de siempre, los compañeros de trabajo y amigos de otros círculos no tan cercanos (compañeros de gimnasio o de algún deporte, por ejemplo). Escoged un lugar donde os dejen organizar la fiesta a vuestro gusto, para que podáis hacer juegos, bailes, concursos, etc., cualquier cosa que se os ocurra. Para hacerlo más divertido escoged un tema y haced que la fiesta gire en torno a él. Si os pocos, y podéis permitiros el lujo de hacer un pequeño viaje todos juntos, elegid un destino cercano (playa, montaña, una gran ciudad) y haced una rápida escapada. Seguro que será un recuerdo imborrable para todos vosotros.

Si creéis que alguno de los invitados encajaría y querría asistir a las dos fiestas, no dudéis en invitarlo. Seguro que se siente un privilegiado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.