Cómo elegir la ropa de niños para un evento

Cuando se presenta la ocasión de acudir a algún evento en compañía de nuestros niños, la ilusión que esto suele conllevar hace que nuestras ideas sobre cómo vestirles se disparen, y comencemos a buscar en tiendas de prestigio, como la de https://finaejerique.es/, el modelo perfecto.

Pero antes de decidir que ropa comprar es imprescindible saber de qué tipo va a ser la celebración y que vistan de acuerdo con la línea general que va a tener esta y no hacerles pasar por el mal trago de desentonar.

¿Cómo elegir la ropa de los niños para un evento?

Si ya tenemos claro qué tipo de evento es, cuándo y dónde se va a celebrar, la base de la que partir ya está más que lista para ponernos manos a la obra e ir eligiendo la ropa.

Celebraciones formales

Se entiende por estas celebraciones aquellas en las que hay un protocolo que guardar referente a la vestimenta de los invitados. Aunque hoy en día no se suele ser muy estricto con estas normas respecto a los más pequeños siempre es importante tratar de que vayan lo más adecuados posible. Aunque solo sea como muestra de respeto hacia los anfitriones.

Para las niñas, y dependiendo de la época del año, los vestidos estampados conjuntados con rebecas, chalecos o chales de colores lisos y a tono con calcetines o leotardos dan mucho juego a la hora de que encuentren aquel que más les guste.

Para los niños se puede optar también por un conjunto compuesto por pantalón bermuda, o largo de corte recto, de color liso, camisa y jersey a juego con él. De ser necesario que lleve corbata una estampada en la gama de colores elegida para el resto puede darles un toque divertido y elegante.

Celebraciones informales

En este tipo de eventos, que pueden tener la misma relevancia que los formales, no se impone ningún tipo de norma, así que lo que debe primar es aplicar el sentido común.

Para las niñas se puede contemplar la posibilidad de falda o pantalón, en colores lisos y combinarlos con camisetas o camisas estampadas; y además procurar que la medias o calcetines vayan a juego. Si es época de frío, una trenka o un abrigo de color oscuro nos sacará del aprieto, ya que suelen combinar con todo.

Los niños pueden ir correctamente vestidos con unos pantalones de estilo chino y una camisa no muy formal, como las de cuello Mao, en colores lisos y que combinen además de entre sí, con el calzado. Si hace mal tiempo una chaqueta de micropana, un jersey de lana o una sudadera de algodón son el acabado perfecto.

Con independencia del tipo de evento al que tengamos que acudir hay que priorizar el que el niño esté cómodo con la ropa que va a llevar. Y no solo en el aspecto físico, sino también en el mental, ya que si no está a gusto con su aspecto, lo más probable es que sufra vergüenza o se sienta ridículo, su ánimo acabe por los suelos y no disfrute en absoluto de la celebración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.