Propuesta de matrimonio

126.3

El día de la boda es un recuerdo imborrable para todas las parejas que deciden dar el gran paso. Quizás porque son muchos los meses de preparación, muchas las horas buscando, pensando y encontrando montones de detalles que son necesarios. Todo este fuerzo siempre conlleva que el día señalado sea único y especial para cada pareja. Pero si lo pensamos con detenimiento, el momento mágico comienza cuando se pide matrimonio a la otra persona. Este es el momento donde se todo desencadena.

Las parejas más románticas seguro que tienen una pedida de mano tradicional, aquella en que habrá un precioso anillo como símbolo del amor del novio hacia la novia. Suele entregarse al final de una cena en un bonito restaurante o también puede ser cuando la pareja está realizando una pequeña escapada. El novio elige un momento de intimidad para proponerle matrimonio a su pareja y, siguiendo la tradición, posa una rodilla en el suelo mientras muestra el anillo y pronuncia las palabras mágicas; casi siempre suele haber lágrimas de emoción de ella.

Pero las parejas más jóvenes creen que seguir ese ritual es algo antiguo y, aunque no se ven realizando esta tradición, si que quieren vivir el momento de pedir el matrimonio. Por ello han ideado otras formas más divertidas. Lo que está causando furor entre los más desenfadados es preparar un flashmob, es decir, preparar una gran actuación para sorprender a la novia. Basados en esta idea se preparan coreografías, canciones, pequeñas interpretaciones, etc. siempre con la colaboración de un montón de amigos y familiares. Hay que pasar muchas horas ensayando, pero merece la pena este espectáculo. Sin duda quien recibe una de estas actuaciones no olvidará jamás ese día.

Si eres un novio decidido a pedir matrimonio a tu chica pero no te ves ni hincando la rodilla en el suelo, ni preparando un gran espectáculo, pero tampoco se te ocurre una idea original, aquí tienes una opción intermedia. Por ejemplo, prepara una cena en casa cocinada por ti, prepara una bonita decoración para la mesa y vístete para la ocasión; así irás preparando el ambiente para cuando te decidas a lanzarte a pedirle que pase el resto de su vida contigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.